Publicidad
Publicidad
Opinion
  • Currently 1.00/5
Puntuación: 1.0/5
Creyéndose la idea de una burbuja: El dólar del mercado negro en Venezuela
viernes 22 de noviembre de 2013 09:30 AM
Mark Weisbrot / Codirector del Center for Economic and Policy Research / beeton@cepr.net

Mark Weisbrot / Codirector del Center for Economic and Policy Research  

Las burbujas de activos son tan viejas como el mercado. Pueden tener diferentes orígenes y detalles históricos, pero la dinámica central es relativamente simple: la gente compra algo porque su precio va en subida y porque cree que seguirá subiendo. Esto eleva el precio aún más y convence a más personas a que compren por las mismas razones. Hasta que la realidad se entromete y la burbuja se desploma.

En las últimas dos décadas, Estados Unidos experimentó dos de las burbujas de activos más importantes en la historia mundial: la burbuja en el mercado de valores, la cual estalló entre 2000 y 2002, y la burbuja inmobiliaria, la cual estalló en 2006.

Ambas tuvieron serias consecuencias: ambas provocaron recesiones tras estallar, y la burbuja en el mercado de la vivienda causó la gran recesión, nuestra peor recesión desde la gran depresión.

Estas burbujas también fueron particularmente dolorosas para las personas que compraron esos activos durante o cerca del momento en que éstas alcanzaron su punto máximo, y muchas perdieron sus hogares cuando la burbuja inmobiliaria estalló.

Consideremos ahora una burbuja de activos contemporánea: en Venezuela existe una burbuja en el mercado negro de dólares, en aumento constante. El tipo de cambio oficial es de 6,3 Bs.F y hay otro tipo de cambio que es determinado en subastas del Gobierno, el cual, según se informa, es de alrededor de unos 12 Bs.F.

¿Por qué recientemente el precio del dólar en el mercado negro ha subido tan rápidamente? La razón principal es que la gente espera que este precio continúe subiendo, al igual que los estadounidenses esperaban que el precio de la vivienda siguiera subiendo en Estados Unidos en 2006. Pero no hay razón creíble para que esto suceda. Es cierto que la inflación ha aumentado durante el último año, pero el aumento no se ha acelerado y ni siquiera ha sido consistente. Alcanzó un punto máximo en mayo, situándose en 6,1% ese mes, para luego caer hasta un 3% en agosto. Desde entonces, ha rebotado hasta un 4,4% en septiembre y 5,1% en octubre, pero es claro que no se trata de un escenario de hiperinflación.

El Gobierno dice que no tiene planes de devaluar, pero incluso si dejara flotar la moneda de manera completamente libre en relación al dólar, nunca alcanzaría un nivel ni siquiera cercano al tipo de cambio en el otro mercado.

Así que un venezolano que ahora compra dólares en el mercado no oficial (ilegal) porque piensa que es una reserva de valor, o como protección contra la inflación, está creyéndose la idea de que hay una burbuja. Es como comprar acciones del Nasdaq en EE UU cuando éste alcanzaba un nivel de 5.050 en marzo de 2000. (Cayó luego hasta un nivel de 1.140 en octubre de 2002 y se encuentra ahora a uno de 3.860, más de 10 años después.)

Por supuesto, todas las burbujas producen argumentos populares para comprar. ¿Recuerdan la “nueva economía” en EE UU que fue utilizada para justificar precios sin ninguna relación con la realidad en el mercado de valores? En Venezuela, muchas personas piensan que están realizando una apuesta segura a que no pueden perder cuando compran dólares. Estas personas se llevarán una sorpresa cuando la burbuja estalle.

 

Publicidad
Dejanos tus comentarios
Avances de
Opinion
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Arriba
Copyright@Panorama.com.ve 2013. RIF: J-30202528-1
Aviso Legal, Políticas de Privacidad, Términos y Condiciones de Uso