Publicidad
Publicidad
Mundo
  • Currently 1.00/5
Puntuación: 1.0/5
Ante la vacante en el Vaticano no hay un claro favorito entre los 115 cardenales elegibles
viernes 01 de marzo de 2013 06:58 AM
Reuters / CIUDAD DEL VATICANO

Con Benedicto XVI ya retirado oficialmente, los cardenales de la Iglesia católica comienzan el viernes el complejo, críptico e incierto proceso de escoger al próximo dirigente de la Iglesia más grande del mundo.


Siguen sin conocerse ciertos detalles en una situación desencadenada por la ruptura de Benedicto XVI con la tradición de que los papados acaben con la muerte del pontífice, así que estos "príncipes de la Iglesia" se reunirán para una sesión informal antes de que el lunes comiencen las negociaciones más tradicionales.


No hay un claro favorito entre los 115 cardenales elegibles - los menores de 80 años - que participarán en el cónclave en la Capilla Sixtina, por lo que evaluar discretamente a los potenciales candidatos será una de sus prioridades.


Aprovecharán las congregaciones generales - las consultas a puerta cerrada que preceden al cónclave, para abordar retos futuros, como una mejor gestión en el Vaticano, la necesidad de mejorar la comunicación y la continua crisis de abusos sexuales.


Benedicto XVI acabó el jueves un papado difícil que duró ocho años prometiendo obediencia incondicional a quien le suceda al frente de los 1.200 millones de católicos que hay en el mundo, en uno de los momentos más problemáticos de los dos milenios de historia de la Iglesia.


"Las conversaciones que tendremos en las congregaciones serán muy importantes para la preparación intelectual" para escoger un Papa, dijo el cardenal de Boston Sean O'Malley, que añadió que los electores ya se están preparando espiritualmente mediante intensas oraciones.


"Imagino que cada uno de nosotros tiene una especie de lista de candidatos principales y otros secundarios", dijo el cardenal de Chicago Francis George, en una intervención ante la prensa con O'Malley y otro cardenal estadounidense, Daniel DiNardo, de Galveston-Houston.

Elección secreta


Los cónclaves son una de las elecciones más secretas del mundo, sin candidatos declarados ni campañas, y los cardenales no suelen conocer más que a alrededor de una docena de los hombres que se reúnen. Los electores juran guardar el secreto sobre la votación.


George dijo que los cardenales consultan a otros electores antes del cónclave para saber más de posibles candidatos, preguntando " ?qué sabes de este candidato?" o " ?qué tipo de persona es?"


O'Malley, que acude a su primer cónclave y ha sido mencionado por medios italianos como un posible candidato, dijo que ha "usado mucho Internet" para leer sobre otros cardenales.


Los cónclaves comenzaban tradicionalmente 15 días después de que la silla de San Pedro quedara vacante, pero ello incluye un tiempo para el luto y el funeral por el papa fallecido. Como este no es el caso, Benedicto XVI emitió un decreto permitiendo un comienzo adelantado.


Desde el lunes, los cardenales comenzarán a decidir cuánto durarán las congregaciones generales antes de comenzar el cónclave, cuyo nombre deriva del latín "cum clave" - con una llave - para mostrar que están encerrados hasta que se escoja al nuevo pontífice.


El Vaticano espera que haya una decisión para mediados de marzo, de modo que el nuevo Papa pueda participar en la ceremonia del Domingo de Ramos el 24 de marzo, que da inicio a la Semana Santa.

Noticias Relacionadas
Publicidad
Dejanos tus comentarios
Avances de
Mundo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Arriba
Copyright@Panorama.com.ve 2013. RIF: J-30202528-1
Aviso Legal, Políticas de Privacidad, Términos y Condiciones de Uso