Publicidad
Publicidad
Ciudad
  • Currently 5.00/5
Puntuación: 5.0/5
FOTOS: El Paseo Ciencias llega a 40 años en el olvido
Mónica Guevara
domingo 22 de julio de 2012 06:30 AM
Yanivis Florián Cadena / yflorian@panodi.com

Aquella plaza de colorida vegetación, obras de arte y símbolo de transformación urbanística y vial de Maracaibo, que fue bautizada como Paseo Ciencias, solo queda en el recuerdo de los marabinos de los 70 y 80, que vieron su mejor momento.

El extenso parque —inaugurado el 24 de julio de 1973, por el entonces presidente de la República, Rafael Caldera— fue punto de encuentro para los ciudadanos, pero con el paso de los años terminó convirtiéndose en refugio de huelepegas, prostitutas y delincuentes, se llenó de escombros, árboles caídos y basura por doquier a finales de los 90. Esa realidad trajo consigo un proceso de restauración, en 2004, que abarcó desde la zona cercana a la Basílica hasta la iglesia Santa Bárbara.

El siguiente tramo, que va desde este templo hasta la plaza Bolívar está inconcluso y no permite el disfrute. Está cerrado por láminas que promocionan las fiestas de San Benito y otros temas zulinos, pero si se mira de cerca, entre las rendijas, se observa un terreno enmontado que sirve de guarida de delincuentes en horas de la noche.


“Tengo más de 35 años trabajando en el centro de Maracaibo y me duele ver cómo se ha perdido la vitalidad del parque, su armonía. A nadie le duele el Paseo, solo a quienes fuimos testigos de sus primeros años de vida”, expresa Ciro Pereira, quien repara zapatos en la plaza Bolívar. Para este comerciante pareciera que fue ayer cuando disfrutaba de la sombra de los árboles y trinar de los pájaros en un espacio público que, por ahora, parece perdido.

La primera intervención del área se realizó en el 2004, cuando el Centro Rafael Urdaneta (CRU) —ente adscrito a la Gobernación del Zulia— inició la remodelación desde la plazoleta de la Basílica hasta la iglesia Santa Bárbara (de la avenida 12 hasta la 8), con un presupuesto de nueve millones de bolívares.
Sin embargo, la obra se paralizó y el inmenso parque fue cercado con láminas de zinc. Finalmente, en el primer trimestre del 2006 se concluyó la recuperación pero solo la manzana del actual Monumento de La Chinita hasta la iglesia Santa Bárbara.
Según ha dicho el arquitecto y expresidente del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC), Pedro Romero, en la intervención de ese primer tramo se cortaron cerca de mil árboles y desaparecieron esculturas de artistas nacionales como Lía Bermúdez, Víctor Valera, Pedro Vargas y Jesús Soto.
Cuando el CRU intentó ejecutar la segunda etapa del Paseo, los trabajos fueron paralizados, el 2 de junio de 2006, por el tribunal 4º de control, a petición del fiscal nacional 40º, el fiscal de ambiente 28º y la consultoría jurídica del IPC, por “destrucción del patrimonio de valor histórico y daños a los monumentos” contemplados en la ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural.


“Esta plaza ha sido objeto de polémicas y ‘tejemanejes’. A nadie le preocupa esta plaza que, en un principio, era hermosa, vibrante y fresca. Como marabino deseo su recuperación pronta”, manifestó Emiliano Álvarez, de 64 años, que a diario visita la plaza Bolívar para recordar sus años de juventud en el centro de la ciudad. Este rotativo intentó contactar con las autoridades del CRU para obtener información sobre la situación actual del espacio, pero no fue posible.


En marzo pasado, Anaydée Morales, asesora de la Alcaldía de Maracaibo y expresidenta de CRU, indicó, refiriéndose a la primera intervención, que : “El proyecto de la plaza Monumento se construyó con todas las consecuencias. No es contemporáneo, es un material difícil de mantener y su durabilidad se puede ver comprometida. Por ello, las observaciones se tomaron en cuenta para el concurso de la segunda intervención. Los posteriores trabajos deben ser como los de Santa Bárbara. Para un pedazo de la plaza Paseo Ciencias se asignó hace poco recursos al CRU. Son cinco millones para modificar hasta la entrada de la plaza Baralt, aportados por la Gobernación”.

Sin embargo, ese tramo sigue cerrado y abandonado. Según registros del CRU, para la segunda etapa del Paseo, en el perímetro de la manzana, se dará continuidad a los senderos peatonales que enlace a las cuatro plazas que nacen desde el Monumento hasta la Catedral.


En las inmediaciones de la plaza Bolívar se levantará la llamada cuarta fachada, una especie de cierre en sus cuatro lados que se convertirá en el remate del recorrido que inicia en la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá. También contempla varias fuentes, jardines y esculturas.


Para el arquitecto Pedro Romero, la paralización obedece a una “desproporción” entre elementos, como la vegetación y el material utilizado en la primera fase. “Lo que hicieron en el Monumento a La Chinita fue una incoherencia, porque no respetaron el urbanismo. Cercaron la plaza de una forma brusca, en lugar de dejar los espacios abiertos, que es la esencia del paseo. Además, la primera etapa fue muy costosa y no hubo proceso de licitación. La segunda parte no debe ser así”, explica el experto.

Ante la realidad actual, muchos mantienen la esperanza que el Paseo Ciencias recupere su vitalidad y vuelva a ser el sitio de encuentro de artistas, músicos, historiadores y deje de ser lo que algunos comerciantes y visitantes llaman “el paseo del horror”, por su deterioro y abandono. A 40 años de su inauguración, Ciro, al igual que todos los marabinos, deben conformarse con el cierre del baldío espacio que otrora embelleció el casco central de Maracaibo.

Publicidad
Dejanos tus comentarios
Avances de
Ciudad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Arriba
Copyright@Panorama.com.ve 2013. RIF: J-30202528-1
Aviso Legal, Políticas de Privacidad, Términos y Condiciones de Uso